jueves, 27 de noviembre de 2008

CADA ÁRBOL SE CONOCE POR SU FRUTO

“No hay árbol bueno que pueda dar fruto malo, ni árbol malo que pueda dar fruto bueno. Cada árbol se conoce por su fruto.”
Lucas 6: 43