martes, 25 de noviembre de 2008

el canto de dios

Se reunió en sabio Gurú con sus discípulos como lo hacía todas las mañanas.
Dios era el tema de aquel día y la discusión estaba supremamente interesante, entonces, cansado ya de paráfrasis filosófica un discípulo preguntó a quemaropa:

-Maestro sublime, dinos pues, porqué crees tu que existe Dios?

El Gurú dirigió su mirada risueña al horizonte y oyendo el bello canto del ruiseñor contestó:

-Dios es como esa ave que se esconde tras el árbol: no podemos verla, pero sabemos que
está allí porque oímos su canto.

DIOS MORA TRAS TODAS LAS COSAS
Y SU CANTO LO ENTONAN TODAS LAS COSAS,
PERO ES MUY PRONUNCIADA LA SORDERA
DEL HOMBRE, QUE ESCUCHA MAS EL
ESTRUENDO DE LOS COCHES QUE
LOS LATIDOS DE SU CORAZON.
*