miércoles, 19 de noviembre de 2008

Summa Theologiae

La Suma Teológica, o Summa Theologiae, es un tratado de teología del siglo XIII, escrito por Santo Tomás de Aquino durante los últimos años de su vida —la tercera parte quedó inconclusa, y fue completada por sus discípulos póstumamente (entre ellos, por su secretario, fiel amigo y confesor, fray Reginaldo de Piperno). Es la obra más famosa de la teología medieval, y su influencia sobre la filosofía posterior, sobre todo en el catolicismo, es inestimable. Concebida como un manual para la educación teológica, más que como obra apologética destinada a polemizar contra los no católicos, ejemplifica de manera acabada el estilo intelectual de la escolástica en la estructura de sus artículos. Deriva de una obra anterior, la Summa Contra Gentiles, de contenido más apologético, estructurado para refutar una a una las herejías conocidas o las otras religiones.

Además de las fuentes propiamente religiosas (las Escrituras y las definiciones dogmáticas de la Iglesia Católica), Tomás se apoya en la obra de algunos autores: Aristóteles es la autoridad máxima en filosofía y San Agustín de Hipona en teología. También son citados frecuentemente
Pedro Lombardo, teólogo y autor del manual más usado en la época, los escritos del siglo V atribuidos al pseudo Dionisio el Areopagita, y Maimónides, estudioso judío no muy anterior, del que admiraba su aplicación del método.

La Suma, escrita en latín, está formada por artículos que responden todos a la misma estructura: una serie de cuestiones sobre el tema tratado, formuladas como preguntas; primero se enuncian argumentos u observaciones que irían en contra de la tesis propuesta (objeciones), luego uno a favor (sed contra), después en el cuerpo principal se desarrolla la respuesta (respondo); finalmente se contestan una a una las objeciones.

La obra está dividida en tres partes, de las cuales la segunda se subdivide en dos secciones:
  • I: Primera parte (Prima): Dios uno; Dios trino; la creación; los ángeles; el hombre y el cosmos (119 cuestiones)
  • II Segunda parte, primera sección (Prima secundae) El acto humano. Pasión, hábito, virtud, pecado. La ley antigua, la ley nueva, la gracia, el mérito. (114 cuestiones)
  • II-II Segunda parte, segunda sección (Secunda secundae) Virtudes teologales: fe, esperanza, caridad. Virtudes cardinales: prudencia, justicia, fortaleza, templanza. Carismas. Estados.(189 cuestiones)
  • III. Tercera parte (Tertia) Cristo: Encarnación, vida y pasión. Sacramentos: Bautismo. Confirmación. Eucaristía. Penitencia (90 cuestiones; inconclusa)
  • Suplemento de la Tercera parte (Supplementum tertiae) (Completada por discípulos, en base a escritos juveniles).Sacramentos del orden, matrimonio y extremaunción. El jucio final. Novísimos.

*