jueves, 27 de noviembre de 2008

LA OFRENDA DE LA VUIDA PÓBRE

“Jesús estaba una vez sentado frente a los cofres de las ofrendas, mirando cómo la gente echaba dinero en ellos. Muchos ricos echaban mucho dinero. En esto llegó una viuda pobre, y echó en uno de los cofres dos monedas de cobre, de muy poco valor. Entonces Jesús llamó a sus discípulos y les dijo:
Les aseguro que esta viuda pobre a dado más que todos los otros que echan dinero en los cofres; pues todos dan de lo que les sobra, pero ella, en su pobreza, ha dado todo lo que tenia para vivir.”
Marcos 12: 41 – 44
reflexión
A veces no importan la cantidad que donemos para nuestro prójimo ,si no lo que importa es la calidad y las verdaderas intenciones . Que todo te nazca del corazón y no lo hagas por recibir algo a cambio o quedar bien ante los demás.