martes, 25 de noviembre de 2008

"El hombre es una infinitamente pequeña copia de Dios. Bastante gloria es ésta para el hombre. A pesar de mi insignificancia, reconozco que Dios está en mí."
Víctor Hugo
*